Sujeto acusado de feminicidio y tentativa de homicidio recibió veintiséis años de cárcel.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on print

La Fiscalía Provincial Mixta de Bajo Biavo, logró que se imponga un total de veintiséis años de pena privativa de la libertad efectiva, contra un feminicida que, en agosto del año 2021, provisto de un palo de madera, acabó con la vida de su pareja propinándole dos golpes en la cabeza. Asimismo, intentó acabar con la vida del padre la víctima cuando este acudió en su defensa.

El Juzgado Penal Colegiado de Juanjuí, impuso a Wilces Rengifo Paredes, veinte años de cárcel por el delito de feminicidio, en agravio de su pareja Rosa Upiachihua Rodríguez, y seis años, por el delito de tentativa de homicidio, en agravio del padre de la víctima, Adriel Upiachihua Hoyos.

Por la concurrencia real de estos delitos, la condena sumatoria ascendió a veintiséis años de cárcel, imponiéndole, además, el pago de una reparación civil de 50 mil soles, en favor de ambas víctimas, y el retiro de la patria potestad de sus cinco hijos menores de edad.

El fiscal adjunto responsable, Carlos Felipe Valencia Manrique, que el feminicidio ocurrió en un contexto de violencia familiar presente durante los años que se mantuvieron juntos en el domicilio convivencial, teoría amparada con declaraciones testimoniales de familiares, vecinos y autoridades locales. A ello, sumó pruebas como las pericias de necropsia y otras.

El 14 de agosto del año pasado, luego de un altercado que fue escalando en intensidad, la Rosa Upiachihua decidió abandonar su vivienda en el caserío Nuevo Arica del distrito de Alto Biavo, Bellavista. Enseguida, Wilces Rengifo fue tras ella y, provisto de un palo de madera usado para trancar puertas, le propinó un primer golpe en la cabeza que la hizo caer y pedir auxilio.

Su padre, Adriel Upiachihua, quien intentó ayudarla, también fue atacado por el acusado con golpes en la cabeza y el brazo. Tras ver a su víctima indefensa, el sentenciado volvió a arremeter contra ella, dándole un segundo golpe en la cabeza que le ocasionó la muerte.

Déjanos un comentario