San Martín busca disminuir la anemia con arroz fortificado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on print
  • Lanzamiento y promoción de este alimento se realizó este jueves a cargo del gobierno regional, teniendo como aliado estratégico al Programa Mundial de Alimentos.

Combatir la desnutrición y disminuir los altos índices de anemia en niños y niñas de la región San Martín es lo que se ha planteado el Gobierno Regional de San Martín (Goresam) con el lanzamiento y/o presentación del arroz fortificado, política que tiene como aliado estratégico al Programa Mundial de Alimentos (WFP por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas en el Perú.

La actividad se desarrolló este jueves en el auditorio de la Universidad Nacional de San Martín, encabezada por el mandatario regional, Pedro Bogarin Vargas, quien expresó que la intención y voluntad de la gestión regional es impulsar el consumo de arroz fortificado e incorporar este alimento en la dieta diaria de la población, y que se establezca como una política regional para que los programas sociales que funcionan en la región consuman este grano para fortalecer el sistema inmunológico en toda la población, enfatizó.

Asimismo, detalló que, a la fecha, ya son más de 187 mil habitantes beneficiados con esta estrategia sumando 3 mil estudiantes de las comunidades nativas de la región. También destacó que el arroz fortificado mantiene el mismo sabor que el arroz convencional que diariamente se adquiere directamente en los mercados y bodegas. “La fortificación de este alimento comprende 2% de granos fortificados y combina diez vitaminas y minerales, adoptando la forma de granos, denominado grano símil”, precisó Bogarín Vargas de manera previa a la degustación de platos preparados con este cereal.

Cabe destacar que el Goresam desarrolla estas acciones a través de la Dirección Regional de Inclusión e Igualdad de Oportunidades, que viene impulsando la política de fortificación de arroz en la región, con el objetivo de mejorar la nutrición de la población, especialmente para afrontar los altos niveles de prevalencia de anemia y desnutrición en nuestros niños.

La política de fortificación de arroz implementada por el Gobierno Regional San Martín a partir del 2019 con la asistencia de WFP, se convierte en un elemento esencial en la lucha contra la anemia, que en el Perú afecta al 38.8% de niñas y niños menores de tres años; así como, en un impulso a la innovación en la economía regional en concordancia con el plan regional de competitividad y productividad aprobado por la actual gestión.

 

Déjanos un comentario