Publican artículo en revista estadounidense sobre exitosa operación realizada en Hospital II-2 Tarapoto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on print

Fue el primer caso en el mundo sobre una operación de no unión de húmero (hueso del brazo) a una menor de 8 meses de nacida realizada en el 2021

El primer caso de una exitosa operación de no unión del húmero (hueso del brazo) a una menor de 8 meses de nacida, conocido clínicamente como pseudoartrosis de la diáfisis de húmero en un infante, se realizó hace dos años en el Hospital II-2 Tarapoto. Hoy, este caso está dando qué hablar en el mundo, luego que la revista estadounidense especializada en salud, JBJS Case Connector, publicara un artículo escrito por el artífice de esta intervención quirúrgica, el Dr. Luis Ángel Beraún Coronel, médico traumatólogo del hospital tarapotino.

La delicada operación se realizó en el 2021, luego que la menor, de iniciales L.M.V.P, sufriera una fractura de húmero al nacer, el cual no se logró unir en ocho meses. Por ello, fue intervenida exitosamente por el equipo médico multidisciplinario liderado por el Dr. Beraún, siendo este el primer caso en el mundo de una intervención quirúrgica a una menor de dicha edad.

Por esta razón, Beraún Coronel no dudó en escribir el referido artículo para la revista JBJS Case Connector, luego de realizar las investigaciones pertinentes junto a estudiantes de Medicina Humana de la Universidad Nacional de San Martín y otros profesionales de la Salud que laboran en el Hospital II-2 Tarapoto, quienes colaboraron en la elaboración de este material de investigación científica.

El especialista en traumatología del hospital tarapotino explicó que la operación de la menor fue todo un reto, toda vez que inicialmente pensaban en referirla a la ciudad de Lima para su respectiva intervención quirúrgica; pero consideraron que no era necesario, ya que podía ser operada en este hospital, dadas las condiciones del mismo, a pesar de que el caso estaba asociado al síndrome de Down que padece la menor.

“Es un reto hacer este tipo de operaciones, ya que la misma anatomía en un niño en menor proporción representa un grado de dificultad, sumado a que la no unión del húmero hace aún más complicada la operación; además de que los instrumentales son un poco difíciles de conseguirlos acá en la región. Sin lugar a dudas, es un caso raro, ya que los niños al nacer tienen una alta probabilidad de que sus huesos se consoliden; sin embargo, en este caso se presentó una no unión atrófica complicada, en donde los huesos han estado bien afilados y no podían hacer contactos, por lo que se tuvo que realizar ciertas técnicas médicas para lograr la consolidación”, señaló Beraún, aseverando a la vez que la menor, hoy de casi tres años de edad, viene realizando su vida con total normalidad, usando sus brazos sin ninguna complicación.

Déjanos un comentario