Los partidos políticos, el Congreso y gobiernos regionales lideran el ránking de la desconfianza en el Perú

Congresistas y ministros rechazados cuando llegan a las zonas de desastre por las lluvias son solo uno de los indicadores que tenemos para graficar el rechazo de los peruanos a estas autoridades. Con cifras oficiales del INEI, especialistas analizan las cifras oficiales de la desconfianza.

Según el último informe técnico “Percepción Ciudadana sobre Gobernabilidad, Democracia y Confianza en las Instituciones” del INEI, los partidos políticos son la institución en la que los peruanos menos confían, con un 93,1% de desconfianza, seguido del Congreso de la República (91,2%) y el Gobierno Regional (81%). De cerca, la Municipalidades Provinciales con 80,6%.

Este estudio, publicado en febrero de 2023, midió el periodo julio-diciembre de 2022, incluso antes de los eventos de lluvias e inundaciones que han producido crisis social en el Perú.

El nivel de confianza de los partidos políticos, que son las instituciones que alimentan de actores al Congreso y a los Gobiernos Regionales, se mantiene por encima del 90% desde 2019, de acuerdo con cifras del INEI. La gestión del Gobierno, que también es evaluada por el estudio, indica que Piura es la región en donde más porcentaje de la población considera que la gestión gubernamental es mala o muy mala. Piura es, a su vez, una de las regiones más golpeadas no solo por las lluvias e inundaciones actuales, sino por el Niño Costero de 2017, del cual aún no se terminaba de recuperar… 6 años después.

“Se ha vivido una crisis institucional donde la ciudadanía, y los piuranos en concreto, desconfían de sus autoridades. Sin embargo, con los fenómenos naturales como el ciclón Yaku, lo que se ha evidenciado es que junto a esa desconfianza ha habido inoperancia y engaño, porque la ciudadanía percibe que todas las obras que se han hecho en el marco de la reconstrucción con cambios no han servido para solucionar los problemas de drenaje causadas por estas lluvias que no estaban previstas”, sostiene Fernando Huamán, experto en opinión pública y director del Centro de Investigación en Opinión Pública de la Universidad de Piura.

En La Libertadotra de las regiones afectadas por las lluvias e inundaciones, el analista político Richard Tapia afirma que el estudio del INEI “se queda chico” al momento de medir la insatisfacción de los liberteños con las autoridades. “El informe se queda chico en cuanto a la percepción ciudadana. En cuanto a cómo se han comportado los congresistas y el Gobierno Regional de La Libertad, esta desconfianza se ha incrementado de manera exponencial”, asegura.

En Trujillo, Héctor Acuña y Enrique Alva, legisladores elegidos por esa región, asistieron a un foro sobre el impacto del ciclón Yaku y las perspectivas en la región, pero fueron agredidos con huevos lanzados por los ciudadanos al terminar la reunión. “Incluso en El Porvenir, zona que siempre se lleva la peor parte frente a estos huaicos, [los pobladores] encaran y hacen responsable a su alcalde en plena vía pública, señalando que [el desastre] es su responsabilidad por haber malgastado el dinero de las obras que hubiese ayudado a mitigar el impacto de los deslizamientos que se sufrieron”, agrega Tapia, quien además sostiene que la violencia producto de esta percepción negativa no nos leva a ninguna solución.

¿Qué piensan de los Congresistas y ministros?

“En términos generales”, dice desde Piura Fernando Huamán, “no hay confianza en las autoridades”. En la región que todavía espera su reconstrucción total tras los eventos del Niño Costero de 2017, el experto en opinión pública señala que el recuerdo de la inacción de las autoridades en ese momento aún perdura en los piuranos.

“Lo que se percibió en Piura es que el Gobierno Central encauzó todo en base a la Reconstrucción con Cambios, sin embargo se dejó de lado el trabajo coordinado con los colegios profesionales y con las universidades. Si hoy las autoridades quieren empezar a recobrar esa confianza que no tienen, deben ser capaces de dar el salto de lo político a lo técnico e incorporar en sus equipos a personas que son referentes por su conocimiento para solucionar lo que ocasiona una mala gestión del río Piura y una obra que no tiene posibilidades de drenar el agua en la ciudad”, dice Huamán.

En La Libertad piensan que los congresistas “solo son electos para transformar sus vidas y las de sus familias”, sostiene Richard Tapia. “De la región ni se acuerdan, ni les interesa. Lo mismo pasa con los ministros que visitan la región. Los ciudadanos están hartos de verlos en reuniones protocolares, en conferencias de prensa, firmando convenios o en almuerzos de trabajo. Y la realidad de Trujillo y La Libertad sigue siendo la misma. Por lo pronto, en los últimos 10 años no ha variado”, sostiene.

Tapia reitera que la violencia producto de la capacidad de indignación en Trujillo está alcanzando niveles peligrosos. “Aquí no apoyamos ningún tipo de violencia. Esto nos debería llamar, tanto a autoridades como ciudadanos, a poner las barbas en remojo, porque tiene que haber una reflexión desde ambos lados”.

Déjanos un comentario