Estas son las nuevas modalidades de fraude que afectan a miles de peruanos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on print

Banco de la Nación invoca al público a proteger sus datos personales y a revisar frecuentemente sus cuentas, a partir de las notificaciones recibidas en su correo y/o mensajes de texto.

Comprometido con la seguridad de sus clientes y usuarios, en tiempos en que las modalidades de estafa van en aumento en contra del sistema financiero, el Banco de la Nación brinda información actualizada sobre los tipos de fraude que circulan a diario.

1. Fraudes digitales

Los fraudes a través de los medios digitales e ingeniería social han sido los principales actos cometidos por delincuentes en contra de los usuarios del sector financiero, durante la pandemia. Entre los más populares encontramos los siguientes:

Phishing: se produce a través del envío de un link o URL que reemplaza la página web imagen de una entidad bancaria con el fin de robar información como claves, cuentas bancarias, número de tarjetas, etc.

Smishing: es una variante del Phishing que consiste en recibir mensajes de texto falsos para que el usuario ingrese a una plataforma falsa e indique sus datos personales.

Pharming: Sucede cuando la víctima coloca la URL de la entidad financiera; sin embargo, un malware redirige a una página web falsa y al ingresar los delincuentes realizan el robo de información que se encuentre en su equipo.

¿Cómo prevenir?
– Evite guardar el número de sus tarjetas o dejarlo grabado en su dispositivo celular o computadora.
– Si le roban el celular, anule inmediatamente sus tarjetas, y realice el bloqueo de línea y equipo.
– Consulte con su entidad bancaria si para ingresar a la banca por internet no necesita la clave token, ni SMS, o una clave dinámica.

2. Recojo de tarjetas a domicilio

En los últimos meses, sobre todo en periodos de actividad como la gratificación por Fiestas Patrias o navidad, una de las modalidades de fraude más utilizadas es el recojo de tarjetas de entidades financieras a domicilio. Esto ocurre cuando los estafadores se hacen pasar como trabajadores del banco y acuden a las casas de los clientes para ofrecerles grandes beneficios, como el incremento de la línea de crédito, cambio de tarjetas u otros, con el objetivo de convencerlos hasta que entreguen sus tarjetas y así robar su información.

¿Cómo prevenir?
– Comuníquese con los canales de atención oficiales de la entidad bancaria para saber el estado de cualquier tipo de operación que haya realizado.
– No permita la visita de extraños en su hogar, sin antes verificar que realmente sean trabajadores de la empresa.
– Evite responder llamadas de números telefónicos desconocidos que soliciten su información personal.
– No ingrese a links o enlaces de números desconocidos vía mensaje de texto o correos.

3. Llamadas de falsos gestores

Este tipo de estafa es recurrente y se inicia con el envío masivo de mensajes a clientes en los que se avisa de un problema con alguna de sus cuentas o tarjetas. El mensaje indica una “aparente y fácil solución”: pulsar un enlace que se adjunta para resolver el supuesto problema. Este redirige hasta una página que simula ser la de una entidad bancaria, pero que es una imitación fraudulenta. En ella se solicitan datos personales, datos de sus productos financieros y las claves de su cuenta vía online. Sin embargo, debido a la falta de datos para poder tomar el control de las cuentas, se contactan telefónicamente con la posible víctima y se hacen pasar por gestores del banco, quienes amablemente lo ayudarán a solucionar el ‘problema’.

¿Cómo prevenir?
– Si recibe llamadas o mensajes que soliciten algún tipo de clave enviada, no la brinde.
– Verifique el link oficial completo antes de entrar al sitio web de su banco.
– Recordemos que los delincuentes solo se adaptan a las circunstancias y modifican el ‘modus operandi’ inicial. Es de suma importancia que no seamos parte de la inseguridad financiera y compartamos estas nuevas modalidades de fraude.

Déjanos un comentario