Contraloría detectó deficiencias en tratamiento de agua para población de Moyobamba

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on print

EPS Moyobamba incumplió con calidad ideal de agua para consumo humano entre 2019 y 2021

  • Se evidenciaron fallas en la producción y distribución de los sistemas de abastecimiento y una limitada vigilancia por parte de la Diresa

San Martín.- La Contraloría General, en el marco del Megaoperativo de Control en San Martín, evidenció deficiencias en la producción y distribución de los sistemas de abastecimiento (“San Mateo”, “Almendra” y “Juninguillo”) de la Entidad Prestadora de Servicios y Saneamiento (EPS) Moyobamba S. A, así como un limitado desarrollo de actividades de vigilancia por parte de la Dirección Regional de Salud (Diresa) San Martín, lo que no permitió la obtención de agua de calidad para el consumo humano entre los años 2019 y 2021.

De acuerdo con el Informe de Auditoría de Desempeño N° 30330-2022-CG/ADES-ADE, el sistema de “San Mateo” abastece al 70% de usuarios de la ciudad de Moyobamba, mientras que “Juninguillo” al 16% y “Almendra” al 12%, de un total de 16 325 conexiones domiciliarias. Según informes de monitoreo realizados a las fuentes de captación de estos sistemas, el agua debe recibir un tratamiento convencional, de dos o más procesos, que incluye la desinfección, para que sea destinada al consumo humano.

Sin embargo, se verificó que, desde enero del 2019 hasta junio del 2022, en el sistema de “Almendra” el agua fue tratada únicamente con filtros para luego ser desinfectada manualmente con hipoclorito de calcio. No cuenta con Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP), reservorio, ni los debidos controles que determinen la dosis necesaria de desinfectante para una efectiva cloración o la transformación de calidad del agua durante los procesos filtración o tratamiento, entre otras omisiones y deficiencias.

Con respecto al sistema de “Juninguillo”, la comisión de auditoría corroboró, durante la visita de inspección, que sus filtros estaban averiados y que el proceso de desinfección se realizaba de modo artesanal, sobre el reservorio. Mientras que el Sistema de “San Mateo” sí cuenta con su PTAP y dos reservorios, pero también omitió varios controles de calidad.

En consecuencia, de acuerdo con análisis realizados al agua (A la salida del sistema, en la red de distribución y viviendas), dicho líquido vital no cumplió con límites máximos permisibles establecidos en la normativa, relacionado al PH, turbiedad, presencia de organismos de vida libre, coliformes (Juninguillo), etc.

A esto se suma el hecho de que la Diresa hizo un limitado desarrollo de actividades de vigilancia de la calidad del agua. Por ejemplo, debe hacer dos inspecciones sanitarias a cada sistema de abastecimiento, pero desde enero de 2019 a octubre de 2022 solo realizó una, en el año 2021. En conclusión, el agua distribuida por la EPS Moyobamba S.A, desde el 2019 al 2021, no tendría la calidad adecuada y existe el riesgo que dicha situación persista en la actualidad.

El informe de auditoría está publicado en el portal institucional www.contraloria.gob.pe, y el resultado fue comunicado a la EPS Moyobamba S.A. Se le recomienda que priorice la ejecución de obras de mejoramiento que vienen postergándose desde el 2018. Se recomendó también a la Diresa realizar las debidas gestiones para optimizar su presupuesto y así poder cumplir con sus actividades de vigilancia.

 Visítanos en:

Twitter: @ContraloriaPeru

Flickr: flickr.com/fotoscontraloriaperu/

Facebook: Contraloría Perú

Déjanos un comentario